22 abril 2011

Caperuza hecha jirones


-
En la cama con el lobo te metiste
a la mañana siguiente en tu vientre lo sentiste
por siempre jamás lo tuviste.
El lobo cosecha y de tu vientre se alimenta,
así cada día, tu cesta está más llena
el camino se hace largo con la carga a cuestas.
Lo simple e inocente, se complica y te culpa,
la marca del lobo no se oculta,
aprenderás a amarlo tras la insolencia del ignorante
podrás golpear con tu cesta a quien intente frenarte.
Tendrás miedo, te harás fuerte,
en las noches de luna llena
deberás lidiar con la muerte.
Un día más, tu carga, tu caperuza, tu instinto agudizado
jamás des las gracias a quien te hizo desdichado.
-

3 comentarios:

Carlos Spínola dijo...

Magnífica poesía, que hace sentir y pensar.

Kineko dijo...

Thank you so much for using my picture and especially for mentioning my name with it!

J. Duermevela dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.